domingo, julio 12, 2009

Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.

Ha sonado el teléfono, yo no debería hoy estar aquí, hoy era la celebración del cumpleaños de mi hija.

Al principio he respondido con muy poco entusiasmo, mi interlocutor, fue en su día parte de los mios, decidió hacer un camino nada recomendable y con mucha pena y bastante impotencia tuve que dejarlo atrás. Esta noche era su cumpleaños, había llamado a mucha gente y nadie le había respondido a la llamada, al comienzo de la conversacion no sabia que decirme, se agolpaban las palabras y apenas le entendía, después ha empezado a llorar y a decir que entendía que la gente le diera de lado y que agradecía mucho que yo le escuchara, estaba muy ansioso y bastante abatido, él estaba muy preocupado por la soledad que tenia, por las personas que había perdido y sobre todo por la vida que llevaba, recordaba muchas cosas que le había dicho yo en el pasado y lo que mas repetía es que necesitaba hablar, que alguien le escuchara, por que hacia ya mucho tiempo que sentía el rechazo de la gente.

Es muy duro sentir ciertas cosas, por el motivo que fuere.

El bálsamo de la palabra, es el mejor para un alma desvalida e inquieta, la razón de las cosas no es como la matemática en mi vida y mi empatia no me deja funcionar mas que como debe, poniéndome en su lugar.
No soy la virgen del Pilar, pero siempre supe del poder de las palabras para tranquilizar y dar esperanza, esto siempre es un camino de doble dirección, yo doy y a mi me vuelve.
Esta noche yo, estaba aquí, al principio de la noche no entendía por que había tenido que ser así, pues estaba ilusionada hace días con esta salida, ahora sé por que, era necesario que así fuera, ahora no me lamento.

He querido contar esto , para invitaros a que no le deis la espalda a alguien que os pide unas palabras, a veces es tan necesario como comer o respirar y os da la oportunidad de sentir como vuelven hacia vosotros llenas de alegría y de paz de espíritu.

Hoy no era mi día, mi amiga Vanessa me lo ha notado esta tarde, pero eso no me impedido darle la vuelta al día con esto que cuento.

Cati.

5 comentarios:

nasty dijo...

A mi me dejas sin ellas...(palabras)
Un besote

Cati dijo...

Un beso mi niño.

Anónimo dijo...

Siempre he pensado que tienes un talento especial para escribir sobre los sentimientos.

nasty dijo...

Feliz navidad cati.....en un post a doce de julio

nasty dijo...

Feliz Navidad de nuevo....
Paso volando este año
Un besote