lunes, mayo 22, 2006

....Habia llegado la multa, mientras la leia habia recordado aquella noche... fue una noche de confusion y desesperacion, entre el miedo y la angustia, no quedaba ya sitio para la esperanza.
Eran mas de las once, su vida se habia alojado en un pozo oscuro y sin retroceso, bloqueada por la ansiedad habia cogido el coche e iba sin rumbo por unas calles casi desiertas, las lagrimas habian cesado y su mente se habia detenido en el tiempo, no queria seguir el viaje...no estaba ya en el camino, no le importaba el presente y el futuro no existia.
Cuando se dio cuenta estaba alli, si, ya meses antes habia observado esa calle desde esa ventana tan gris y fria, era la calle de los reyes magos, curioso nombre para una calle tan corta y escondida, de pronto recordo los dias y las noches que paso en aquel lugar, no sentia miedo, solo quietud, era como si el destino de repente se quitara la mascara y le mostrara el objeto de su permanencia en la vida, esta vez no estaba tan libre de decidir entre la muerte y la vida, esta vez una fuerza hasta ahora desconocida la llevaba hasta aquella puerta.
No comprendia por que debia seguir caminando, sus pies ya no daban pasos tan solo se arrastraban.
En los dias posteriores despues de dejar paso a tremendas noches de desconsuelo y desesperanza, volvia de nuevo a creer en lo imposible, era como si su mente hubiera creado una burbuja de aire donde poder respirar antes de salir a la superficie, era como si el destino para hacerle un favor tuviera que engañarla.

1 comentario:

nasty dijo...

No termino de entenderlo...me faltan datos para saber porque ibas allí,a aquella calle...para saber que habia detrás de aquella puerta....porqué habias salido de casa.....aun así,es una historia que me intriga.....